La jornada también incluyó una comida de convivencia en la Peña Luis de la Pica, con berza gitana y bulerías

Jerez de la Frontera es una de las cunas del flamenco. Y los alumnos del Curso Flamenco Anual 2016/2017 de la Fundación Cristina Heeren lo comprobaron in situ. Como parte del programa académico, más de 80 estudiantes de las especialidades de Cante, Baile y Guitarra, junto a la directora académica Pepa Sánchez, profesores como Paco Cortés y algunas integrantes del staff administrativo, participaron el pasado 14 de marzo en una visita a la ciudad donde se forjaron históricas figuras de lo jondo como Antonio Chacón, Manuel Torre, La Paquera o Agujetas. El punto de partida de la excursión fue el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco, entidad dependiente de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía cuyo primer director fue Calixto Sánchez, patrono y maestro de la escuela, consagrado desde 1993 a la conservación, clasificación y consulta de más de 100.000 registros bibliográficos, hemerográficos, fotográficos y audiovisuales.

Guiados por la documentalista Ana Tenorio, los estudiantes recorrieron las distintas dependencias del histórico Palacio de Pemartín, recalando en la biblioteca -con más de 5.000 libros-, donde pudieron conocer el funcionamiento de la base de datos y escuchar uno de los 3.000 discos de pizarra de la colección: en concreto, uno de La Niña de los Peines, cuya discografía está declarada Bien de Interés Cultural. En la planta baja del edificio, visitaron la exposición actual, dedicada a la bailaora jerezana Angelita Gómez, planteada como un recorrido biográfico que reúne fotografías, videos, vestuario y recortes de prensa sobre la artista, entre otros objetos. Y culminaron el recorrido en el salón de actos con la proyección del documental ‘7 colores, 7 sentimientos’, con guión de José Luis Ortiz Nuevo, del que son protagonistas los ex-alumnos de la escuela Jeromo Segura y Rosario la Tremendita. No sin antes recibir el consejo del administrador del centro, Francisco Benavente, de estudiar e investigar en sus archivos: “Tenéis que aprovecharos de estos recursos”, afirmó.

Atravesando la Plaza de Santiago, donde se encuentran los bustos de Sordera y Terremoto, y caminando por la calle Moraíto Chico, los estudiantes pasearon hasta la Peña Luis de la Pica. Allí celebraron juntos una jornada de convivencia protagonizada por la estrella de la gastronomía del barrio, una berza gitana que preparó Rocío Jiménez, y acompañada, como no podía ser de otro modo, con cante, toque y baile por bulerías... Que siguieron y siguieron hasta en los autobuses de vuelta a Sevilla: 90 kilómetros a compás por la autopista.


GALERÍA DE FOTOS © SC FlamencoHeeren.com

Visita a Jerez del Curso Flamenco 2016/2017 de la Fundación Cristina Heeren

FUNDACIÓN CRISTINA HEEREN. 2014 ©
TÉRMINOS LEGALES / CONTACTO / FACEBOOK / TWITTER / YOUTUBE / SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN