El flamenco es un arte solidario. Así lo entiende la Fundación Cristina Heeren, que renueva su colaboración con el Centro de Mayores Fundomar. El próximo 11 de noviembre de 2014, a las 18:30 horas, un grupo de alumnos de la escuela ofrecerá de forma voluntaria una actuación en este centro sevillano, que tiene “vocación por convertirse en un punto de encuentro entre las personas mayores, sus familiares, trabajadores y voluntarios, con la cultura siempre como el mejor nexo de unión”.

La Fundación Cristina Heeren y la Fundación Doña María -Premio Andaluz al Voluntariado- llevan colaborando estrechamente desde hace tres años. En 2012, firmaron un convenio de colaboración por el que un grupo de alumnos de flamenco de la escuela disfrutaron de una beca en su matrícula, a cambio de ofrecer una serie de actuaciones flamencas para los ancianos del centro. Y aunque el programa de becas quedó en pausa, los alumnos de la escuela continúan solidarizándose con el centro, ofreciendo periódicamente un recital a los residentes. 

FUNDACIÓN CRISTINA HEEREN. 2014 ©
TÉRMINOS LEGALES / CONTACTO / FACEBOOK / TWITTER / YOUTUBE / SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN